Todas las recetas

Espaguetis con dos tipos de tomates, ricotta y gambas

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Junto con el crujiente de hinojo marino, ricotta, los tomates secos y frescos traen los colores nacionales italianos a su plato: verde, blanco, rojo.

Espaguetis tomates ricota y bottarga

Ingredientes

  • 300 g de espaguetis
  • 400 g de tomates en rama (medianos)
  • 4 tomates (secos, en aceite de oliva)
  • 8 gambas aprox.40 g cada una; con cabeza y cáscara)
  • 100 g de Ricotta (se encuentra en caso todos los hipemercados).
  • 50 g de bottarga (huevas secas color naranja de pescado o también, por ejemplo, la mojama)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 ml de vermú seco
  • 1/2 cucharadita de azúcar en polvo
  • 1 limón (en rodajas)
  • Sal pimienta
  • 200 g de samphire - hinojo marino - (pedir por adelantado de la pescadería)

La Ricotta es el más magro entre los productos lácteos. Es una fuente de proteínas con un alto valor biológico, por lo que contiene todos los aminoácidos esenciales, y en particular algunos muy útiles para favorecer la renovación de proteínas musculares y capaces de estimular la sensación de saciedad. La Ricotta contiene altas cantidades de calcio (en 100 gramos de producto hay 295 mg), un mineral muy útil para la salud musculoesquelética en todas las etapas de la vida.

En España se le llama requesón pero no es exactamente ricottade sabor suave, generalmente neutro y de textura blanda y granulosa. En algunos países sudamericanos le llaman ricota que procede de la denominación del mismo tipo de queso en Italia denominado ricotta (del latín recocta “recocida”).

Elaboración

Lavar los tomates y cortar los tallos.
  1. Corte los tomates por la mitad y luego en cuartos. Coloque con el lado cortado hacia arriba en un plato grande. Condimentar con un poco de sal y pimienta, espolverear con azúcar y reservar.
  2. Escure los tomates secos en aceite, sécalos con papel de cocina y córtelos en cubitos pequeños.
  3. Corte ligeramente las gambas a lo largo de la espalda desde la cabeza hasta justo antes de la base de la cola y retire los intestinos con la ayuda de un palillo.
  4. Lave las gambas, séquelas y refrigérelas hasta que estén listas para usar.
  5. Limpiar y lavar el samphire (hinojo marino). En caso que no se encuentre no añadir nada.
  6. Batir la ricota con una pizca de sal y 1 cucharada de agua con un batidor, mejor chafarla con un tenedor hasta que quede cremosa.
  7. Retire la fina piel blanca de la bottarga (yo uso las huevas de mújol murcianas) y cortarla en rodajas finas con un pelador, reservar.
  8. Calentar 1-2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén ancha, sofreír las gambas a fuego alto durante un máximo de 1 minuto por cada lado, sazonar con sal y retirar. Mantenga las gambas calientes.
  9. Poner el resto del aceite en la sartén, sofreír los tomates secos y frescos a fuego fuerte durante un máximo de 1-2 minuto, sazonar con sal y pimienta y retirar.
  10. Desglasar el sofrito con vermú (vale también un buen vino blanco). Dejarlo reducir a 1/3
  11. Verter 200 ml de agua caliente y llevar a ebullición.
  12. Si es factible cocine el samphire en él durante 2 minutos revuolviendo hasta que esté crujiente.
  13. Agrega la mezcla de tomate y sazona con sal y pimienta.
  14. Cocine la pasta en abundante agua hirviendo con sal según las instrucciones del paquete, viértala en un colador y déjela escurrir, recogiendo 150-200 ml de agua de la pasta.
  15. Agregue la pasta y el agua de la pasta a la mezcla de tomate y samphire y revuelva bien, calentando brevemente.
  16. Pon la pasta en platos precalentados. Unte la ricotta encima, espolvoree con pimienta y bottarga. Servir con las gambas con rodajas de limón.

¡Eccola qua¡ Ésta es mi receta. ¡Haga Usted la suya!

Ir a la página anterior

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS